Apúntate al nuevo curso!

Bienvenido a Kindermusik! Si estás aquí muy probablemente estés interesado en la sensibilización musical y/o en el aprendizaje del inglés a edad temprana.

Y es que, como encontrarás en la información de este blog, el aprendizaje comienza desde el primer día de vida, y nosotros te queremos acompañar en este fascinante viaje!

Beeslab ofrece un año más un curso lleno de música y diversión en familia, y queremos que tú y tu bebé (de 0 a 30 meses) no os lo perdáis!

Por eso te invitamos a una sesión gratuita para que vivas la experiencia Kindermusik... y no os lo perdáis!

Infórmate sobre horarios y grupos en info@beeslab.com

Te esperamos!

La importancia del aprendizaje en la primera infancia

Comparto con vosotr@s en esta ocasión una TED talk de Alison Gopnik en la que, entre otras cosas, nos habla de cómo cuanto más largo es el periodo de aprendizaje de una especie más inteligencia tiene.
En el caso de los humanos, por tanto, podemos ver cómo el largo periodo de aprendizaje se corresponde a una amplia adaptación a cualquier medio natural y cómo todos esos conocimientos acumulados son tan valiosos en la edad adulta.
Alison Gopnik también nos muestra algo muy interesante; las diferentes consciencias que tenemos adultos y niños. Mientras que la nuestra es direccional, la de los niños es totalmente expansiva, y por ello su gran capacidad de experimentar y nuestra alta capacidad de concentración.

La frase que más me ha gustado de toda su conferencia es: "si queremos tener una mente abierta, aprender, imaginar, tener imaginación e innovar deberemos dedicar algún tiempo a pensar como lo hacen los niños"

Os dejo la charla entera. A disfrutarla!

  

Las clases de música para nuestro bebé: características de un buen programa

Muchos papás y mamás acuden a nuestra escuela con mucha curiosidad por saber cómo se desarrollan las clases con bebés. Por eso quiero compartir con vosotr@s algunas pautas qué debéis considerar a la hora de elegir el programa de sensibilización musical adecuado para vuestro hij@ .

Un buen programa de educación musical temprana debe tener unas carácterística muy definidas. Debe:

- Asegurar una experencia completa y positiva 
Está claro que en las clases vemos una evolución en los niños, en sus habilidades y actitudes, pero este no debe ser el primer objetivo.
Por ilustrarlo de alguna manera, los "logros" son resultado de transitar un camino, pero la experiencia positiva debe de ser el camino en sí.

- Estar basado en una Respuesta Física Total. 
Se ha demostrado que el aprendizaje es más eficaz y duradero cuantos más sentidos estén involucrados en él. Por eso cada actividad, cada experiencia musical, debe desarrollarse mediante el mayor número de canales posibles; vista, oído y tacto combinados siempre que sea posible.

- Ser un medio para trabajar el desarrollo de las capacidades. 
Mediante la música trabajamos la coordinación, la psicomitricidad, el oido musical, la interacción social, el desarrollo del lenguaje... La música no sólo es un aprendizaje en sí, sino también un vehículo de aprendizaje.

- Desarrollarse en un ambiente creativo y respetuoso con el niño. 
Se trata de canalizar toda la energía de los bebés, y guiarlos en el descubrimiento de sus capacidades y de las posibilidades que encuentran en todos los objetos que les rodean. Para ello es esencial la creatividad.

- Respetar el ritmo de aprendizaje de cada niño.
Como hemos dicho antes, lo importante es la experiencia, no contabilizar los logros que los alumnos van asumiendo. Por supuesto que el programa que se desarrolla debe estar adaptado a la realidad evolutiva de los alumnos y debe de buscar su pleno desarrollo, pero todo ello se llevará a cabo de manera más eficiente si los profesores y padres respetamos y nos adaptamos a los ritmos de aprendizaje y características de los alumnos.

- Asentar las bases para un amor de por vida hacia la música y hacia la expresión artística.
¿No es esto ya EL gran objetivo?

- Facilitar materiales para casa. 
Toda la música que se trabaja en clase debe tenerla cada familia para continuar la experiencia en casa. A demás se deben proporcionar actividades para poder llevar a cabo durante la semana. Estas actividades complementarán la experiencia musical y unirá a la familia, creando tiempos de calidad y ayudando a los padres en su labor educativa. Este punto lo abordaremos en otra entrada ya que el triángulo alumno - padres - profesor es vertebrador del proceso de aprendizaje.

El método Montessori

Hoy he colgado una entrada sobre el método Montessori en mi blog de enseñanza del violín que os puede interesar, ya que nos hace reflexionar sobre la educación que queremos dar a nuestros hij@s .
No olvidemos que la educación empieza en edad bien temprana!, y debemos tener una profunda reflexión sobre sus bases. Espero que lo disfrutéis!

Las clases de música para nuestro bebé: la música y el inglés


Como comentamos en la entrada anterior, se ha demostrado que los primeros años de vida son definitivos en el desarrollo de muchas habilidades, entre ellas el habla.

.A los bebés les hablamos desde el primer día de vida (y seguramente antes, durante el embarazo!), y aprenden escuchando. Es un proceso que se da tanto en la lengua materna como en la adquisición de una nueva lengua. 
Y este proceso se interioriza fácilmente cuando se realiza a una edad temprana.


Por eso en el método de Kindermusik utilizamos como lengua vehicular el inglés, ya que sabemos que es el momento ideal para asentar las bases de aprendizaje de una lengua.
Este método se basa entre otros principios en la TPF (Total Physical Response), que se basa en reforzar el significado de cualquier palabra a través de los otros sentidos, ya sea la vista (green), la acción (jump, walk...), el tacto (soft), o el oído (fast, slow, low, high...).

Cuantos más sentidos se vean involucrados, más partes del cerebro intervendrán en el aprendizaje y por tanto será más eficiente y significativo.

Por todo ello, el método de Kindermusik proporcionará a vuestros hij@s una experiencia lingüística, musical y familiar muy completa. Incluso vosotros aprenderéis cosas nuevas con ell@s, viviendo una experiencia positiva que os dejará unos recuerdos inolvidables para el futuro.

Las clases de música para nuestro bebé: los recuerdos y la familia

Las familias suelen descartan las clases de educación musical temprana y tomar en consideración esta formación con el resto de actividades extraescolares, generalmente a partir de los 5-6 años como pronto.

Esto supone dos inconvenientes:
- dejar unos años formativos excelentes para crear unas buenas experiencias ligadas a la adquisición de conocimientos y una base sobre la que construir en el futuro.
- sobrecargar la carga lectiva del niñ@, en muchas ocasiones sin una preparación previa.

Es muy frecuente encontrar afirmaciones como "total, el niñ@ ni se va acordar". Llegados a este punto siempre recuerdo que el aprendizaje empieza en la gestación y continúa desde el primer día de vida, no se "despierta" de repende cuando el niño empieza a ir a al colegio.

De hecho se ha demostrado que estos primeros años de vida son definitivos en el desarrollo de muchas habilidades y actitudes. Y tenemos el mejor ejemplo en el habla... ¿a alguién se le ocurriría no hablar a un bebé porque "total, el niño ni se va acordar"?.
Al igual que los niñ@s aprenden a hablar escuchando, también puede interiorizar, aprender, reconocer y expresarse a través de la música desde el primer día desde el nacimiento.


Y a demás no nos olvidemos de nosotros, los padres y madres que les acompañamos en la actividad. Nosotros vivimos momentos emocionantes e inolvidables. Vemos sus primeros pasos al ritmo de la música, sus graciosas imitaciones de sonidos, sus primeras interpretaciones con instrumentos... y os puedo asegurar que son recuerdos que no se olvidan!
Es un tiempo de calidad que pasamos con nuestros hijos, y no sólo eso, que revivimos en casa, ya que os proporcionamos desde el primer día toda la música de las sesiones para escuchar en casa.

De esta manera también toda la familia se ve beneficiada. Generamos experiencias positivas gracias a la música y a demás seguimos desarrollando todas esas habilidades que los bebés están tan ansiosos por perfeccionar de manera musical y creativa.

Las clases pues no sólo forman a los bebes, sino también a las madres y padres que vienen, dotándoles de recursos e ideas nuevas para hacer de la educación en casa una experiencia imaginativa, positiva, dinámica, activa y participativa. 

La música para nuestro bebé: cuando es el mejor momento para empezar?


Imagen relacionada

Muchos papás y mamás acuden a nuestra escuela con muchas preguntas a cerca de la edad ideal para comenzar con actividades musicales.

Tengamos en cuenta que el aprendizaje empieza desde que el bebé está en gestación. Como observamos en las ecografías, los futuros bebés ya practican movimientos y gestos que les harán falta en el mundo exterior.
Y este aprendizaje no se para después fuera del vientre materno.



En este sentido, aunque lo ideal sería comenzar desde el primer día las experiencias musicales guiadas, el problema en estos primeros meses es que papás y bebés viven unos momentos de transición y adaptación muy intensos. Los bebés tienen lapsos de tiempo muy cortos en los que están despiertos, tranquilos y receptivos a la estimulación, y por ello resulta realmente difícil que puedan coincidir los horarios de la actividad con los del bebé.

Es por ello que recomendamos comenzar a partir de los tres meses de edad, cuando todas las rutinas están más establecidas y los bebés comienzan a tener lapsos de tiempo tranquilos más amplios (siempre que sus necesidades hayan sido cubiertas con anterioridad).

El programa musical de Kindermusik durante los 2 / 3 primeros años de edad es ideal ya que se crean unas sólidas bases de desarrollo auditivo y motriz que sustentarán un buen aprendizaje musical en el futuro, a demás de asegurar ligar la experiencia musical a una experiencia vital divertida y positiva.

Pensemos que después a partir de los 2 años y medio el niño podrá a empezar a tocar un instrumento gracias a métodos como el método Suzuki, y desde esta perspectiva la sensibilización musical debe ser literalmente temprana.